3.12.06

1000 años tardo en morirse


Creo que toda mi vida espere este momento. Nunca he tenido muy claro bien a bien como quería que fuera. Solo he sabido siempre que deseaba que fuera lento, lento y consiente. Que en ningún momento se perdiera la razon ni el conocimiento. Mas de un amigo, sobre todo en la adolescencia, se ofreció para llegar al cometido, por lo menos recuerdo a dos que incluso dijeron estar dispuestos a dar la vida, con tal de lograrlo. Hoy, en este mismo momento, por fin los noticieros me dan la gran satisfacción. El gran hijo de puta de Pinochet se esta muriendo de un infarto, va lento y dolorosamente dejando al mundo. Que maravilla! Hay quien me regaña por sentir tanto odio, hay quien se prepara para correr a la embajada a celebrar. Demasiados anos de espera, demasiadas noticias mal dadas. Al final, Cuantos muertos se le imputan? Y el se sigue llamándose Señor, sigue negando que es un dictador y aun cree que no es normal que este considerado enemigo mundial de la humanidad. La verdad es que tampoco me gusta tanto sentir este odio, pero crecí entre sus victimas y el recuerdo de un oscuro dolor, del que en muchos casos ni siquiera se puede hablar. Su muerte representara felicidad, paz y ojala una tranquilidad para todos aquellos que quedaron marcados por su enfermedad de poder. Me queda claro que no fue el solo, pero para su mala suerte, el es la cara del horror, y si hay alguien a quien le debe ir doliendo poro por poro en nombre de cada uno de los muertos, de los mutilados, los violados, los desaparecidos, las familias desmembradas, los amores interrumpidos y, en general, el libre crecimiento de un país, de varias generaciones fuera del miedo y de la desconfiansa, es a el. Así que sin querer meterme con la ideología de nadie, si me declaro orgullosamente, feliz de que a ese dictador le este llegando lenta y tranquilamente su hora. Pinochet, lo peor es que no creo que el infierno sea ni parecido a lo que tu hiciste, así que solo espero, de todo corazón, que a el te lleves bien presente cada uno de los cargos que sabes, hay en tu contra. Y que el sello de asesino no se te borre de la piel, por muy quemado que estés.

6 comentarios:

  1. una vez leí que a pinochet se le dio una larga vida para que se le fueran conociendo todos sus crímenes. Ahora, en sus ultimos días, todos hablan de él como si ya estuviera muerto. Más se habla de como serán sus funerales que de su salud.
    El mayor castigo para él es el hecho de que su agonía provoca indiferencia entre la mayoría de la gente. Profunda indeferencia. Hastío, incluso.
    Me imagino que el pensaba que estatuas de su figura poblarían las plazas de chile. Solo queda su mal recuerdo.

    Saludos ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que más allá del odio que uno pueda sentir por personas tan despreciables com él o del castigo obvio que el destino le esté imputando, debe haber un karma que pagar, en esta o en otras vidas. O al menos ése sería el único consuelo que nos queda.

    ResponderEliminar
  3. "la muerte es digna de unos, no de todos..."

    Con ese comentario deberias de haber empezado este post y despues celebrar que todavia esta vivo ese hijo de su #"$%##$...ya que debe de sufrir aqui en este mundo para pagar sus crimenes cometidos. La muerte para él es solo el principio de lo que le espera.

    gracias por tus comentarios...espero saber más de tí...

    ResponderEliminar
  4. Como díce el dicho: La mala hierba nunca muere. Y al final no murió...sino más bien resucito xD.

    Hablando enserio, me da mucha lata y a la vez verguenza, el ver como un genocida de la talla de Pinochet, anciano y millonario, es capaz de reirse de la justicia, haciendose pasar primero por loco y ahora por pseudos-ataques al corazón, para evitar juicios por delitos a los derechos humanos.

    Personalmente, me he visto afectado indirectamente por su dictadura (desde el punto de vizta familiar), pero aún así, no le deseo la muerte como una forma de venganza. La vida es muy sabia, y a pesar de su edad... no la ha pasado bién. Con 91 años se le está acabando de a poco su vida, sintiendo todo el pesar en su conciencia y en su cuerpo. Lo más grave, es que la historia ya lo juzagará por sus crímenes y sus sinverguenzuras. Si la justicia terrenal no fue capaz de juzgarlo, de cualquier forma pagará por su crímenes y ya lo está haciendo.

    --

    Gracias por pasar por mi Blog. Muy interesante el tuyo. Saludos desde Chile.

    ResponderEliminar
  5. Solo espero que sienta mil veces que la vida se le va, que sienta mil veces la incertidumbre de un morir, de un fin cercano que no llega, que sus faltas lo persigan de noche y que en el momento de su ultimo respiro sienta todo el dolor de un guitarreo sin uñas y la palabra libertad haga sangrar por ultima vez su cerebro.

    ResponderEliminar
  6. Uta! Y que tal que el hijo de su chin... otra ves no se murio. Siempre aplica la misma, lo acusan de algo mas, y le da por ponerse gaga, enfermo o que le falle algun organo, porque eso si, me sigue quedando claro, que el muy desgraciado, corazon no tiene!
    Pinochet, No te preocupes por tu honores funebres, que te tiren al mar de un avion, y que los cadaveres en tu haber, se encargen del fin de tu fin. Tu tranquilo! aqui el resto seguimos esperando que se te de por morir!

    ResponderEliminar